Nuestras siembras están certificadas por la normativa Global GAP, esto nos garantiza que dentro de nuestras plantaciones reservamos un 15% del total de las plantaciones en  áreas protegidas respetando la biodiversidad de la zona y a los estándares e internacionales de inocuidad, por el cual es preciso tomar en cuenta toda la cadena de producción desde el campo hasta la mesa  del consumidor a si buscando una producción  equilibrada con el medio ambiente Manteniendo nuestro compromiso ambiental.

Nuestro personal altamente calificado, tiene como finalidad  hacer aplicaciones dirigidas al control de plagas enfocadas siempre examinando un manejo adecuado y mínimo para si obtener un manejo de límites máximos de residuos adecuado.